Seguramente, muchas veces hemos ido a la playa, a algún viaje corto o al camping con una heladera portátil para mantener en temperatura alimentos y bebidas. Sin embargo, la incomodidad del traslado, el mantenimiento del hielo, entre otras cuestiones, pueden volverlas un verdadero incordio. Pero ha llegado la Coolest, una pequeña nevera tecnológica con múltiples funcionalidades.

descarga (1)

 

Que su apariencia vintage no confunda: esta heladera es verdaderamente una caja de Pandora  por todos los tipos de funciones que tiene.  Con un tamaño normal, permite llevar dentro suyo variados productos. Las ruedas  que posibilitan el traslado son gruesas impidiendo cualquier ruptura en las mismas (muchas heladeras tienen ruedas pequeñas o directamente carecen de éstas, teniendo que ser levantadas para llevarlas al lugar deseado).

Pero la nueva invención, cuyo creador fue Ryan Greeper, da un salto de calidad, su cuota de originalidad, con los diferentes aportes tecnológicos: tiene una licuadora recargable instalada, altavoz inalámbrico bluetooth, cargador USB, luz Led en su interior para iluminar los productos, tablas para cortar y espacios donde emplazas cubiertos, platos.  Asimismo, una división interna en módulos para separas lo que pongas y un curioso destapados, listo para aquellas calurosas tardes en donde se necesita beber mucho.

the-coolest-cooler-1

Posee, por otra parte, dos baterías internas: una alimenta al cargador USB y a la licuadora; la otra, para el altavoz. Las luces Led tienen un consumo muy reducido y se recargan en forma automática. El uso de paneles solares a futuro no se desestima, para las nuevas versiones de la heladera.

El proyecto de la Coolest tuvo su período de financiamiento que culminó el 29 de agosto del año pasado. El producto ya está a la venta en Estados Unidos y cuesta 299 dólares. No ha llegado a la Argentina.

Recomendado  Catástrofes naturales en vivo con Google Public Alerts

maxresdefault

.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.