El Google Académico es un buscador secundario y con una finalidad muy particular. Así es: va más allá del uso genérico que hacemos de Google y nos permite enfocar en contenido y bibliografía académica- científica. A continuación te contamos qué es y cómo funciona el Google Académico.

¿Qué es el Google Académico?

El Google Académico, o en su terminología anglosajona Google Scholar, es un buscador determinado o especializado en resultados académicos. Obviamente su creador es Google y la idea es que sea usado por todo el ámbito educativo mundial. Por lo tanto, todos los resultados serán académicos-científicos, dejando de lado las búsquedas de tinte distinto (por ejemplo, deportivas).

Entonces podemos decir que es un buscador secundario del gigante Google, aunque con algoritmos en su motor de búsqueda algo diferentes: indexa más que nada editoriales, bibliotecas, repositorios, base de datos, bibliográficas, etc. Y posibilita hallar citas, enlaces de libros, artículos de revistas de referencia, informes, tesis y cualquier tipo de documento que tenga dicha naturaleza (hasta documentos PDF, siempre y cuando hayan sido subidos a la web, claro).

Es importante anunciarle al lector que este buscador también tiene filtros y eso sirve para ordenar los resultados que se muestran. Los mismos son la fecha de publicación, relevancia o también el idioma en el que están escritos.

Aunque nunca tuvo gran relevancia o publicidad, el Google Scholar data del 2004, es decir, es una aplicación veterana. Y si bien su aspecto inicial es similar al genérico, lo cierto es que cuando uno se embarca en la búsqueda la realidad es muy distinta.

Por último, el usuario puede almacenar los documentos de su apetencia y crear toda una biblioteca.

Recomendado  Cómo usar el traductor de Google – Guía defintiva

¿Cómo funciona el Google Académico?

El uso del Google Académico no es dificultoso. El primer paso es el ingreso a su web oficial: https://scholar.google.es/schhp?hl=es. De hecho, para llegar ahí solo basta que el lector ponga Google Académico en el buscador genérico.

De inmediato el lector observará la clásica barra y unas opciones debajo en donde permite búsquedas en cualquier idioma o en el que utilizas (nuestro caso el español). Más abajo le sigue una división de tópicos y sugerencias, para determinados temas de interés como ciencia.

El aspecto puede que sea similar, pero una vez motorizada la búsqueda el resultado es diferente. Se ven muchos artículos de universidades, publicaciones de libros y otros documentos, además de la cantidad de veces que han sido citados o las versiones que tienen.

En la izquierda hay distintos filtros para organizar de manera óptima los resultados. Estos son: intervalos de tiempos, orden de relevancia, idiomas, además de la posibilidad de incluir o excluir patentes o citas.

Abajo de toda esta columna izquierda haya una opción denominada Alerta. Sirve para crear una búsqueda personalizada con los propios términos del lector y la misma aplicación avisará cuando se añaden tópicos o artículos similares.

Con el solo hecho de accionar en el link del artículo se accede al mismo  y si se pulsa en el número de citas se verán los otros documentos donde ha sido citado. Por último, hay un ícono con una estrella para guardar el material y consultarlo después.

Todos los artículos guardados quedan en el perfil, que funciona sincronizado con la cuenta de Google. En el botón de Mi Biblioteca se puede acceder a todo lo guardado, en la parte superior de la pantalla. Dentro de la misma biblioteca, incluso, se permite organizar y etiquetar el material.

Recomendado  ¿Cómo configurar Ok Google en dispositivos Android o iOS?
Categorías: Google