La energía es uno de los conceptos más utilizados y desarrollados desde múltiples campos del saber, una idea tal vital y abarcante que también ha tenido y tiene su reflejo espiritualista. Sin embargo, aquí hablaremos de la energía desde un sentido meramente físico. Presentamos energía: definición, clasificación y ejemplos. 

Qué es la energía

Energía, cuyo término proviene del griego energeia o literalmente actividad, es la capacidad de una fuerza degenerar una acción o trabajo. Es un concepto que se usa sobre todo en física y en química, que podemos resumir de la siguiente manera: toda fuerza que realiza un trabajo sobre un objeto provocará un cambio de energía en el mismo.

Por supuesto, dentro de la realidad de la energía existe un concepto fundamental como el de «conservación de energía»: esta no puede crearse ni destruirse, sino que se conserva. Y por eso si un objeto cae a cierta altura toda su energía gravitatoria potencial se traducirá en cinética a medida que adquiere velocidad acercándose al suelo.

Otra idea que no anula el principio mencionado (que se observa en todos los fenómenos físicos), es que la energía puede almacenarse para utilizarse cuando se requiera. Un buen ejemplo son las grasas o lípidos en los seres vivos, transformando energía química en calórica, para dar un breve idea.

Clasificación de la Energía

La energía es un fenómeno físico y por ende universal, por más que al ser el universo infinito podemos seguir aprendiendo multitud de matices al respecto. Bajo esa premisa hay que decir que existen diferentes tipos de energía que mencionamos a continuación, clasificándolas.

  • Energía potencial: Este tipo de energía puede ser considerada algo abstracta, desde el momento que es potencial. Es decir, está contenida en un sistema físico u objeto para luego transformarse en otras formas de energía como calórica, cinética, etc.
  • Energía cinética: Es el tipo de energía que poseen los cuerpos que están en movimiento o en velocidad. Si el objeto está quiero su energía cinética es cero. Tanto la energía cinética como la potencial se pueden englobar en una clasificación mayor: la energía mecánica.
  • Energía magnética: Es la energía que generan las corrientes eléctricas y los materiales magnetizados.
  • Energía eólica: Esta energía se produce por la misma acción del viento.
  • Energía hidráulica: Es la energía que se obtiene del movimiento del agua. Por supuesto, para que sea provechosa estamos hablando de grandes masas de agua, en zonas específicas de ríos, mareas o caídas de agua. Una represa funciona con energía hidráulica, pudiendo por ejemplo brindarle electricidad a la misma represa.
  • Energía luminosa: La energía electromagnética posee un rango o gradación (si bien no puede ser tan pequeño como la longitud de Planck, su continuidad hace que sea tan grande como el universo), cuando las mismas es dentro del parámetro de lo visible podemos hablar de energía luminosa, es decir, luz.
  • Energía sonora: Es la energía que produce la onda de sonido.
  • Energía calórica o térmica: Es la energía que se da con transferencias de las mismas causadas por la diferencia de temperatura ¿Pero qué es a su vez la temperatura? Es una medida de la energía cinética de las moléculas que componen un cuerpo.
  • Energía solar: Es la energía que emite el Sol en forma de radiación calórica y lumínica a través del espacio hacia los planetas de nuestro sistema solar.
  • Energía atómica y nuclear: Esta fuerza proviene a nivel atómico y sus partículas: hablamos de fuerza fuertes y débiles. Pero también refiere a la energía eléctrica obtenida del calor liberado por las reacciones de fusión y fisión atómica, por ejemplo, en una central nuclear.
  • Energía química: Es la energía que interviene en las uniones atómicas y reacciones a nivel molecular, indispensable para la vida, ya que mantiene el mancha el metabolismo de los seres vivos.
Recomendado  Samsung Sidekick 4G, caracteristicas

Ejemplos de energía

El mundo y, mejor dicho, está lleno de energía, energía que fluye entre lo vivo y lo no vivo, entre la materia en el sentido burdo de la palabra y lo etéreo. Existen una multitud de ejemplos en la vida diaria de energía. A continuación solo mencionamos algunos de ellos:

  • Energía eléctrica podemos vislumbrar cuando un relámpago impacta en el suelo, emitiendo una suerte de radiación visible.
  • Si vamos rápido en el auto y frenamos de golpe podemos sentir las consecuencias de la energía cinética, que es la que teníamos siendo parte de ese sistema que era el mismo vehículo.
  • La energía solar es vital en la fotosíntesis de las plantas, la cual se traduce en energía química.
  • Si los imanes se adhieren a la puerta de la heladera tenemos energía magnética.
  • Si aproximamos las manos a un calefactor o a un horno podremos descubrir la energía calórica (por supuesto que también en nosotros mismos).
  • La energía eólica producida por enormes molinos con aspas se puede traducir en energía eléctrica (absolutamente renovable).
  • La explosión de una bomba atómica es el poder que despliega en su máxima expresión la energía nuclear o atómica.

 

Categorías: Tecnologia